Encuentran el problema en el auto de Verstappen

Tras la victoria en Austria y la firme posibilidad de llegar al podio en Inglaterra, las acciones de Max Verstappen y Red Bull están en alza. Al parecer, la calibración del acelerador hace que no coincida plenamente el movimiento del pie del piloto con lo que la electrónica descifra y envía como mensaje al motor. Esta sería la causa de por qué una «demora» en el turbo le hace perder algunas décimas al auto.

El jefe de equipo de Red Bull, Christian Horner, señaló que en un banco de pruebas se podría resolver. «Creo que fue simplemente la velocidad a la que Max aceleró, algo que no hemos visto antes. Es el tipo de cosas que pueden ser solucionadas en el banco de pruebas, un tema de Honda», manifestó.

Algunas variantes podrían resolverse desde la configuración del motor en el volante, pero no sucedió en Silverstone.

Toyoharu Tanabe, director técnico de Honda F1, explicó que en Japón buscan establecer «qué calibración necesitamos cambiar y cuánto necesitamos cambiar para solucionar esta sensación o problema». «No es un problema que lleve a una falla. Pensamos que es un problema grande, aunque no es un caso de vida o muerte», agregó.