«Estamos muy preocupados»


El parate generalizado en todo el automovilismo, debido a la cuarentena obligatoria para disminuir el contagio por la pandemia de coronavirus, impacta de lleno en el Automóvil Club Río Cuarto (ACRC).

A pesar de no tener actividad, lo que limita casi en su totalidad los ingresos, el club debe seguir con el mantenimiento del trazado y el predio en general.

Para saber más de cerca cómo se vive esta crisis generalizada dialogamos con el contador Federico García, tesorero de la comisión directiva del ACRC. Esto dijo a SoloMotores:

Related Post

A %d blogueros les gusta esto: