Inesperada victoria para Agrelo

Parecía que Lautaro De la Iglesia se llevaría su primer triunfo después de dominar durante las 24 vueltas en el autódromo de Concordia, cita de la novena fecha de la temporada, pero un despiste sobre el final, al igual que su escolta Diego Ciantini, le dejó servida la victoria a Marcelo Agrelo con el Dodge del Maquin Parts.

Pese a que Ciantini se la jugó en la largada y casi se mete adelante en el frenaje de la segunda variante, De la Iglesia se mantuvo adelante por el sector externo de la pista y comandó el pelotón antes de la chicana. Detrás se ubicaron Agrelo, Cristian Di Scala y Ayrton Londero.

De a poco, con el paso de las vueltas, los tres primeros comenzaron a despegarse del resto, con Ciantini siguiéndolo de cerca a De la Iglesia, mientras que Germán Todino abandonaba por un problema en su Ford en el quinto giro.

En la octava ronda, el de Balcarce se pegó a la cola del Ford y volvió a la carga por la punta de la prueba, pero a la hora de acelerar, el motor de Machete Esteban se destacaba por sobre el del Chevrolet y le permitía al joven de 24 años encaminarse hacia su primer triunfo.

Pero en la última vuelta, cuando los coches ya estaban transitando los metros finales, Ciantini se pegó a la cola del Ford, ambas máquinas perdieron carga al momento de doblar a la izquierda en la penúltima curva y terminaron en la leca.

«No lo puedo creer que termine la carrera de esta manera. Estoy muy triste y abatido. Más allá del toque, no puede ser que se nos escape una carrera. Vengo saliendo despacio por los golpes, venimos por lo sucio y se me fue», dijo De la Iglesia.

Ciantini, por su parte, analizó: «Lautaro me barrió la pista toda la carrera, con una buena defensa. En la última vuelta salgo mejor traccionado, pierdo grip a la hora frenar, pisamos lo sucio y se me fue el auto». Finalmente, los comisarios deportivos lo excluyeron de la prueba por el toque.

De esta manera, Agrelo se llevó el segundo éxito del año y se consolida en la cima de la Etapa Regular, con 314,50 puntos, seguido por Elio Craparo con 283.50, los únicos dos clasificados a la Copa de Plata por el momento.