SE LE INCRUSTÓ UNA BIELA EN EL PARABRISAS

Esteban Cistola rompió el motor en la final del Turismo Nacional y un pedazo de biela se incrustó en el parabrisas de Gastón Iansa.

Durante la final de la Clase 2 del Turismo Nacional Esteban Cistola rompió su motor y Gastón Iansa, que se encontraba algunos autos detrás de él, recibió parte de una biela, que golpeó y quedó en el parabrisas de su unidad.

Afortunadamente Iansa pudo terminar la carrera ya que el vidrió no se rompió más y con la biela de amuleto finalmente fue tercero. Sin embargo, el hecho que fue una curiosidad podría haber sido mucho peor si la dirección era otra.

Te puede interesar