Oliveira fue una aplanadora

Miguel Oliveira se impuso en la última carrera de la temporada de Moto GP en Portimao con la KTM. Miller y Morbidelli lo acompañaron en el podio.

El portugués Miguel Oliveira (Red Bull KTM Tech 3) partió desde la pole position en el Gran Premio de Portugal y desde el inicio demostró un ritmo sorprendente para liderar con comodidad en la pista de Portimao, a donde el Moto GP retornaba luego de 8 años.

El italiano Franco Morbidelli (Petronas Yamaha SRT) era su principal perseguidor, pero sin chances de atacar al local. Jack Miller (Ducati Pramac Racing) Pol Espargaró (Red Bull KTM Factory Racing) y el británico Cal Crutchlow (LCR Honda CASTROL) completaban las principales posiciones antes de cumplirse la mitad de la competencia.

En el final de la competencia, Miller recortó distancias y fue en búsqueda de Morbidelli hasta que logró superarlo con una gran maniobra de sobrepaso sobre el subcampeón de la temporada actual.

En su última carrera sobre la Yamaha oficial, Valentino Rossi finalizó en el puesto 12° y el Campeón 2020, el español Joan Mir (SUZUKI ECSTAR) abandonó a diez giros del final por problemas en el neumático trasero de la moto número 36.

Oliveira, quien será piloto oficial de KTM en 2021, fue profeta en su tierra al lograr su segunda victoria en la categoría mayor del motociclismo mundial, en Portimao. Jack Miller y Franco Morbidelli acompañaron al local en el podio de la última del año.