«Siempre hago lo máximo posible»

Tras su explosiva campaña 2019, Toprak Razgatlioglu empieza un nuevo proyecto con el que aspira a elevar su nivel competitivo y a luchar por todo… empezando en Australia.

A menos de tres semanas para el Round inaugural del Campeonato del Mundo MOTUL FIM Superbike 2020 en Phillip Island se suceden los preparativos para una de las temporadas más esperadas y abiertas de los últimos años. Uno de los hombres que tendrá una presión adicional y un nuevo entorno al que adaptarse es Razgatlioglu.

La estrella turca es uno de los numerosos pilotos que estrena equipo en esta nueva temporada tras cerrar el curso pasado su etapa con Puccetti Kawasaki para entrar en el Pata Yamaha WorldSBK Official Team.

El año pasado, Razgatlioglu logró sus dos primeras victorias en WorldSBK en Magny-Cours, convirtiéndose en el primer piloto de su país en subir a lo más alto del podio de la categoría reina en las 32 temporadas del Campeonato. La trayectoria posterior del piloto de 23 años ha demostrado que aquello no fue flor de un día. Siguió peleando delante en las siguientes carreras, lideró el test de Portimao y parece haberse adaptado perfectamente a su nueva bestia para 2020, la YZF R1.

Poco antes de viajar a Australia para el inicio de la temporada, Razgatlioglu explica: «Es un equipo diferente, y mí primera vez con un equipo oficial. Estaba acostumbrado a estar en un equipo pequeño, y ahora, estoy empezando con un equipo oficial. Todavía no conozco a todas las personas del equipo y siempre digo que para mí no es fácil, porque todo es diferente a la hora de trabajar. Pero el ‘feeling’ ya es muy bueno y me gusta mucho. ¡Al principio estaba un poco… asustado! No conocía al equipo y todo era nuevo. Pero ahora estoy muy contento, estoy disfrutándolo».

Razgatlioglu no se ha librado de algún incidente durante las pruebas de pretemporada. Tuvo una caída menor en la curva 1 del circuito de Jerez, en el primer test de enero, pero a continuación logró un avance significativo en el test de Portimao, en seco, con el neumático de calificación, un aspecto con el que tuvo notorias dificultades en 2019.

“La Yamaha es una moto nueva para mí, pero ahora tengo la R1 de 2020. Diría que no hay una gran diferencia entre las dos, solo algunas mejoras. Siento que es realmente buena en giro y con la potencia, me he sentido mucho mejor conduciéndola. Estoy aprendiendo que mi nueva moto tiene un carácter diferente de las que he pilotado en el pasado. A medida que he ido rodando me he sentido mucho mejor».

Por último, Razgatlioglu ya fija sus objetivos para el primer Round: «Creo que el año pasado dije lo mismo: conseguir un podio en Phillip Island. ¡Necesito hacerlo y el año pasado lo intenté! No fue posible, pero este año volveré a intentarlo. Primera carrera, primer podio e intenta tener unas buenas sensaciones para comenzar. ¡Después de eso, siempre hago lo máximo posible… ¡pero ya veremos!”

Te puede interesar

A lo campeón

Franco Girolami se quedó con el “1” en el segundo entrenamiento oficial del TopRace y cerró la primera parte del sábado siendo el más rápido ...